Home

niños jugando con muñecas

¿Miedo a las cucarachas? Nooo, ¡¡usted si es mucha nena!!.

Nicolás ecuchó esa frase cuando tenía 6 años y se le clavaron en la mente varios mensajes: Que no tiene derecho a tenerle miedo a las cucarachas. Que las ‘nenas’ sí les temen, pero también que se puede usar ‘nena’ o ‘niña’ a manera de insulto, cuando uno se quiere mofar de alguien, por algo que se considera debilidad.

Nicolás ideó formas de ocultar sus temores, para mostrarse fuerte siempre. Se empezó a burlar mucho de algunos de sus amigos, llamándolos ‘nenas’ por muchas cosas: Por no correr rápido, por no poder levantar cosas pesadas, por llorar y por un largo etcétera. Después decidió usar también ‘gay’ como un insulto en situaciones muy parecidas.

Siendo ya un adulto Nicolás conoció a Clara. Ella nunca le tuvo miedo a las cucarachas, a pesar de ser una ‘nena’. Nicolás se enamoró, logró soltar algunas de las rigideces que vienen con eso de ser ‘todo un hombre’ y se sintió muy cómodo cuando Clara se deshizo de una cucaracha que le puso los pelos de punta.

En su infancia, Clara alternó los juegos de muñecas con legos, carritos y castillos de arena. Aprendió a cocinar y también a montar en bicicleta. Usó ropa verde, amarilla, morada, fucsia, pero en su clóset siempre primó el azul.

Nicolás se puso feliz el día que compró su primera camisa rosada, y le dio aún más alegría contar con la aprobación de su amada. Su armario de infancia sólo tenía colores ‘masculinos’: Verde, café, negro, azul, tal vez un poco de amarillo, pero nada que pudiera parecer color ‘pastel’. Él era hijo único, así que nunca jugó con muñecas ni con cocinitas. Por supuesto no aprendió a coser, ni a hornear, ninguna de esas cosas de niñas.

Clara es muy buena en los deportes, sus hermanos la impulsaron a desarrollar sus talentos y en algún momento de la vida le perdió el miedo a tener músculos marcados. Es además muy hábil para las finanzas y gana más dinero que Nicolás.

Cuando ella oye hablar de equidad de género suspira con cierto alivio. Sabe que falta mucho camino por recorrer antes de que las mujeres tengan los mismos sueldos y los mismos derechos que los hombres, pero también sabe que ha sido privilegiada y eso le da una cierta tranquilidad.

Ninguno de los dos ha mirado con lupa esa historia de Nicolás con las cucarachas. Tampoco se han preguntado por qué él no aprendió a cargar muñecas o a cambiar pañales. Esperan tener hijos algún día y a él le encantaría poder bañar al bebé, cargarlo cuando llore, darle tetero o prepararle una compota. Es consciente de que tendrá que aprender todo desde cero porque ninguno de sus juegos de infancia lo preparó para eso. Ahora sabe poner botones y planchar camisas, pero tiene la certeza de que todos sus amigos lo llamarían ‘nena’ si lo encontraran haciendo mermeladas.

Clara y Nicolás viven en un mundo que ha decidido ponerle etiquetas de ‘masculino’ y ‘femenino’ a un montón de cosas: Oficios, colores, gustos, emociones (o la aparente falta de ellas). Ella es hija de la liberación femenina, así que ha tenido la oportunidad de transgredir muchas de esas etiquetas. En la historia de él la polarización aún está muy viva.

A ese mundo le esperan cambios enormespara alcanzar la equidad de género. Deberá detener el abuso contra la mujer, garantizar educación de calidad para todos, sin distinción entre niños y niñas, entre otras tantas reformas estructurales.

Sin embargo, el terreno para que todo eso ocurra se cultiva con pequeños cambios que moldean la cultura, los comportamientos y los valores. Ese mundo podrá hablar de equidad de género cuando los amigos de Nicolás dejen de sentir lástima por él, al saber que Clara gana más dinero y ha cultivado más éxitos en el deporte. El día en el que el primer mameluco de su hijo varón pueda ser lila. Cuando ni ‘nena’ ni ‘gay’ sean insultos. Ese momento en el que los niños puedan jugar con muñecas y que el temor a la oscuridad o las cucarachas, se superen por el puro gusto de vencer barreras y no porque ponga en riesgo la masculinidad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s