Home

Después de estar 5 minutos frente a la puerta, se decide a oprimir el timbre. Le gotea la nariz, la chaqueta, el bolso. Seis meses atrás cruzó esa misma puerta, llorando de rabia y maldiciendo, con la certeza de no querer volver a pisar el antejardín de esa casa. A lo largo de este semestre han pasado por sus manos fotografías de viejos momentos felices, muchos pañuelos desechables que le ayudaron a soportar el dolor de contemplar aquellas fotos, notas de aliento de sus amigas y familiares, pequeños detalles que en momentos de rabia fueron a parar a la basura, tarjetas de presentación de nuevos prospectos, flores y regalos que tuvieron muy poco significado.

Una semana antes de su nuevo encuentro con la puerta, sus manos se toparon con un viejo y arrugado papel, borrador de una carta de amor. Desde aquel momento no ha parado de recordar la plenitud que la invadía en los amaneceres entre sus brazos. Se han perdido en la memoria los motivos que la llenaron de rabia y le hicieron azotar la puerta al salir. Lo único que está presente es la felicidad extraviada, esa que sus manos no han vuelto a tocar.

Hoy salió de la oficina decidida a romper la pared de silencio que los ha separado. Llueve a cántaros, olvidó su sombrilla, pero nada importa. La invaden los nervios, la ansiedad, una secuencia que se repite en su cabeza una y otra vez con las palabras que usará y los abrazos que le dará. Se paralizó por un momento, pero pueden más las ganas que el miedo. Se hacen eternos esos 3 minutos entre el ring y la luz al otro lado del portón. Ve la luz y con ella viene un pelo largo, unos labios rojos y un profundo escote muy bien dotado. Se queda muda y congelada. Regresa por donde vino sin pronunciar palabra, dejando atrás antejardín, corazón y puerta.


Facebook
Twitter
More...

Anuncios

Un pensamiento en “Antejardín, corazón y puerta

  1. Qué escrito tan sentido y emocionante. Muy bueno Marcelita.
    A muchos de los seres que habitamos este mundo los estremecerías al recordarles una escena equivalente de sus propias vidas.
    Abrazo
    Hablamos pronto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s